Select Page

Restaurante Criollo – Oaxaca

Oaxaca, como siempre, me invita a que la descubra lentamente. La gente tan generosa sabe cómo ir presentado su destreza culinaria en cada esquina y en cada pueblo. Quién ha visitado Oaxaca sabe que su comida es única, llena de gusto y alegrías.

Dueños de sus tradiciones, todo debe comenzar con un buen maíz y un buen comal. Supe que todo iba a ser mágico cuando entramos al restaurante Criollo, en una casona fuera del radar de turistas y locales. Te reciben y te pasan primero por su gran cocina comandada a la perfección por el chef Luis Arellano. Con su especial sencillez y una gran sonrisa te ve pasar al patio dónde al entrar te topas con un enorme comal y sus tortillas recién hechas, y de pronto te hacen sentir que eres parte de esa familia.

Las mesas alrededor del refinado y casual patio de la casa van recibiendo a sus comensales. Comienzo una experiencia que siempre recordaré como única: un menú de siete tiempos que cada día cambia según la inspiración y las compras del chef. Experto en los fogones y con toda la experiencia previa de cocinas como Casa Oaxaca, Pujol y Cosme, llega este menú de un genio. Cada ingrediente resalta, cada sabor llega en el momento perfecto.

Gozamos de una creatividad y sutileza que llegan entre mezcales y buena plática. Te reciben con una tostada de mole y queso. Para el primer tiempo, llega una croqueta de camote con crema y queso Chiapas…las capas de cada sabor van enamorándote. Le sigue una ensalada de romeritos con habas, como un complemento de cítricos y verdes. Para dar un poco más de intensidad llega un plato de moros y cristianos con flor de calabaza, sus colores vibrantes dando paso a los platos más vistosos; chacal de rio con pescado sobre cama de puré de papa y terrina de camote. El menú es coronado por una barbacoa de res con guacamole y frijoles negros y las correspondientes tortillas de maíz criollo. Los sabores maridan perfectamente con el mezcal de la casa. En el momento justo aparecen los postres para cerrar esta experiencia gastronómica. El primero, un chicozapote en mezcal con sal de chile, completamente rompe las etiquetas de postre, dulce o fruta, que en mi mente estaban vigentes. Por último, un brioche tostado sobre chocolate y chile guajillo. Al terminar el menú, ningún placer es demasiado.

Una experiencia con la mejor comida y un servicio que sólo me hace pensar en poder ir de nuevo a esa gran ciudad del sur de México y visitar a mi nuevo restaurante favorito de Oaxaca. Criollo llegó para quedarse.

 

Restaurante criollo en oaxaca, reseña en Maria Orsini

Restaurante criollo en oaxaca, reseña en Maria Orsini

Restaurante criollo en oaxaca, reseña en Maria Orsini

Restaurante criollo en oaxaca, reseña en Maria Orsini

 

Toma nota:

Criollo

Calzada Madero 129,
Oaxaca de Juárez, México
Tel: 01 951 351 1908

Acerca del autor

mm

Originaria de Monterrey pero actualmente establecida en Guadalajara. Foodie convertida en blogger, smartphone en mano fotografiando todo lo que me como. Amo los restaurantes y el buen comer, viajando todo lo que se pueda en búsqueda de una nueva experiencia culinaria que me sorprenda.

Trackbacks/Pingbacks

  1. 5 ciudades antiguas de México que no puedes dejar de visitar | Maria Orsini - […] fue fundada alrededor del año 1400. Hoy es un destino turístico no solo por su famosísima cocina oaxaqueña , sino…
  2. Escapadas gourmet: destinos en México para un fin de semana ultra foodie | Maria Orsini - […] Esta escapada gourmet también es obligatoria. Recorre los mercados por el día y los restaurantes por la tarde, y…

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Traducir esta página

Instagram @mariaorsini

Glenfiddich 12 anos, bebida del mes de octubre en maria orsini

OCTUBRE: GLENFIDDICH

Suscríbete, y ¡gánate una botella de Glenfiddich 12 años!

Te has suscrito exitosamente!